Jomar construyó las primeras máquinas de inyección-soplado comercialmente disponibles para la industria del plástico. Desde entonces, ha vendido más de 2.000, convirtiéndose en el líder mundial de la tecnología IBM.